NOTICIARIO. OPINION. DENUNCIA

 Entrevista a... Paco Muñoz

Paco Muñoz, “el cura Paco”, es jerezano y sacerdote desde hace casi 49 años. Anda por las prisiones desde al año 1979, donde comenzó como voluntario mientras estaba en Lebrija (Sevilla). Hace 12 años, ya en Jerez de la Frontera, el obispo le pidió ser delegado de pastoral penitenciaria. La primera vez que entró en una cárcel, en uno de los chabolos leyó un grafiti: “En este lugar maldito, donde reina la tristeza, no se condena el delito, se
condena la pobreza” y nos cuenta que desde entonces sus dos pulmones como sacerdote son por un lado las misiones, en Centroamérica, y por otro lado la pastoral penitenciaria, la cárcel: “donde siempre están y han estado los más pobres”.
Entrevista completa:https://www.21rs.es/es/revista-21/3858_Entrevista-a-Paco-Munoz.html

El Supremo revoca la primera prisión permanente que le toca revisar

Los magistrados rebajan la pena a un hombre que mató a un anciano porque el tribunal usó indebidamente una circunstancia agravante

Ampliar información



Papa Francisco: Las cárceles necesitan humanizarse cada vez más

https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-las-carceles-necesitan-humanizarse-cada-vez-mas-78846



INFOPRISION

SENTENCIAS INCOMPRENSIBLES

De nuevo recabamos en una noticia muy difundida, no por ello exenta de interés.
El Gobernador saliente del estado de Tennessee, Estados Unidos, Bill Haslam, ha concedido un importante Indulto antes de dejar su cargo a una mujer de 30 años, Cyntoia Brown, que permanece en prisión desde 2004, 14 años, por el asesinato de un hombre.
Ahora la preparan para su reinserción e incorporación social que tendrá lugar el 7 de agosto. ...

Ver más




PINCHA PARA OBTENER LA CARTA de Florencio, Director nacional del Departamento de P.P. ha enviado un escrito al Director de Tráfico denuncando el mensaje claro del miedo que introduce el hecho de entrar en la cárcel por un delito de tráfico. Es interesante y valiente

El



sacerdote, Francisco Muñoz Varela,  Medalla de Bronce al Mérito Social Penitenciario 2018.

“Vamos a seguir humanizando las prisiones porque  lo nuestro es llevar allí el mensaje de Esperanza de Jesús  y estar con ellos”

 

El delegado de Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Asidonia-Jerez, Francisco Muñoz, recibe en Puerto III el reconocimiento del Ministerio del Interior a su dilatada trayectoria y compromiso con la Institución Penitenciaria como delegado de dicha Pastoral. El Obispo de la Diócesis, Don José Mazuelos, fue el encargado de imponerle la medalla de bronce al Mérito Social Penitenciario.

 

Jerez de la Frontera, 21 de septiembre de 2018

 

La Pastoral Penitenciaria de la Diócesis de Asidonia-Jerez está de enhorabuena. Su delegado, el sacerdote jerezano Francisco Muñoz Valera, ha recibido de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (dependiente del Ministerio del Interior) la Medalla de Bronce al Mérito Social Penitenciario. La entrega de dicha distinción se llevó a cabo en el salón de actos del Centro Penitenciario de Puerto III (El Puerto de Santa María) en el transcurso de los actos de celebración del Día de la Merced, Patrona de Instituciones Penitenciarias desde el año 1939. Junto a los directores de los tres centros penitenciarios ubicados en El Puerto de Santa María, representantes políticos y funcionarios, se encontraba también en el acto el obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, Don José Mazuelos, quien fue el encargado de imponerle la medalla al sacerdote. El “cura Paco”, como él prefiere ser llamado, se mostró muy agradecido y sorprendido por dicha distinción. “Esto es un reconocimiento –ha dicho- a toda la Pastoral (…) que lleva a cabo una labor muy seria. Quizá de las más bonitas que hacemos: compartir con las personas que no tienen nada y están castigadas y casi suprimidas”. Francisco Muñoz quiso recordar que el voluntariado “ha de seguir compartiendo el mensaje de Esperanza de Jesús para hacer ver a los hombres y mujeres que cumplen condenas que es posible seguir hacia delante”. El sacerdote lleva realizando su labor pastoral en las cárceles desde el año  1979.